• D-LAB

Sí, Little BIM también es BIM...

Actualizado: 18 de dic de 2019

Little BIM, consiste en utilizar software basado en la metodología BIM para diseñar y documentar proyectos de construcción sin prestar excesiva atención a los procedimientos y normas de modelado que aseguran la interoperabilidad y la correcta organización de los proyectos. Parece que a mucha gente le cuesta reconocer estar estancada en esta fase inicial del BIM. No pasa nada, en muchos proyectos, es más que suficiente y no lo vamos a negar. Escucho y leo a tantos profetas hablar de la madurez del BIM y de los planes y guías de implantación en otros países que, en cierta medida, desprestigian el esfuerzo de todos aquellos que luchan valientemente por avanzar hacia el futuro del sector AEC/O. Aunque hacer Little BIM no es lo deseable en los tiempos que corren, las pequeñas y medianas empresas pueden obtener muchísimos beneficios y ahorros mediante software BIM sin abarcar el Open BIM y los niveles de desarrollo descomunales que piden las licitaciones públicas. Que falta nos hace que los burócratas cojan un proyecto BIM y apliquen sus propios requerimientos sin los recursos de las grandes empresas.


Por otra parte, el Big BIM se refiere a el empleo de procedimientos e instrucciones de trabajo adaptados a los requerimientos de cada proyecto, deseablemente basados en los estándares internacionales. Este esfuerzo es el que puede garantizar que los modelos sean coordinados y alimentados por múltiples profesionales de diferentes disciplinas sin tener que comunicarse continuamente entre ellos. Cuando lo apliquemos y llevemos el BIM a las obras podremos realizar controles de calidad, planificaciones más realistas y prevenciones de riesgo más eficientes. Estaremos hablamos del BAM (terminología no oficial), donde el proyecto evolucionará con la obra para recoger la información y modificaciones realizadas durante su construcción. Este trabajo sin un modelo BIM previo y basado en un plan de ejecución coherente es francamente costoso y la tendencia es abandonarlo la mejor oportunidad de rentabilizar el BIM.


Una vez seamos conscientes de la importancia de gestionar las obras con metodología BIM podremos hablar de los famosos gemelos digitales que permitirán a las empresas de Facility Management planificar, automatizar y optimizar el mantenimiento de los edificios durante su ciclo de vida útil (BOOM) de una forma mucho más eficiente que la tradicional. No resulta nada difícil dividir, este esfuerzo en cada una de las fases de proyecto, pero si pretendemos asignar toda esta responsabilidad a la fase de diseño fracasaremos en el intento pues si los proyectos están vivos los modelos BIM también.

Conclusión: Little BIM es BIM, pero hay mucho más camino por delante y Dimension LAB conoce las curvas. ¡Cuenta con nosotros para dar el siguiente paso!

13 vistas
  • Gris LinkedIn Icon
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram