• D-LAB

BIM: ¿de verdad sabes lo que es?


Aunque existen muchas definiciones del BIM, esta sería una definición muy aproximada a las normas internacionales: BIM es un conjunto de contenedores de información de diferentes fuentes, compartidos y confiables que sirve de consulta y guía para todos los agentes de un proyecto durante todo su ciclo de vida. Este contenedor deberá estar alojado en un entorno común de datos que recoja la información del activo durante las fases sujetas a estudio.

Hay que entender que ya no dibujamos sino que DISEÑAMOS y luego PRE-CONSTRUIMOS, es decir, el "dibujo" ya no es la fuente principal de información, sino que está asociada a los elementos constructivos virtuales. BIM no es un modelo único ni muchos modelos federados, sino que son múltiples fuentes de información estructuradas y relacionadas entre sí. Y la clave para su éxito es la comunicación constante y transparente entre todos los agentes.

No podemos revertir la fragmentación de las empresas del sector AEC (arquitectura, ingeniería y construcción) ni olvidarla a la hora de legislar. Lo que si tenemos es que apoyar la especialización de las empresas y obligarnos a mejorar nuestros procesos de comunicación e intercambio de información para que sean más ágiles, eficaces y eficientes. Las empresas deben redefinir sus procesos, no es suficiente con adquirir nuevos software. Debemos abrir las fronteras a nuevas tecnologías y sistemas de constructivos que favorezcan la automatización y la eficiencia de las empresas.

BIM (la digitalización de la construcción) nos debe ayudar a conseguir todos estos objetivos.

Puede que haya gente que prefiera el término VDC (diseño y construcción virtual), que no es exactamente lo mismo, pero esta nos resulta más fácil de relacionar con su propósito en la fase de desarrollo del proyecto. En esta definición hay que entender los modelos BIM como una representación de la realidad, por lo que no podemos pasar por alto ningún conflicto ni posponerlo aunque no sea nuestra responsabilidad directa.

Los modelos VDC son multidisciplinarios, es decir, tanto arquitectos, como ingenieros, constructores y propietarios tenemos responsabilidades, objetivos comunes y particulares, que deben cumplirse para alcanzar el éxito. Se trata de modelos predictivos que nos proporcionan información del rendimiento del proyecto en todas sus escalas y pueden ser analizados para conocer en todo momento el rendimiento de los objetivos inicialmente planteados. ¿De verdad alguien puede ignorar estos beneficios?

¿La teoría es fácil verdad? Sabemos que la transición, más en tiempo de crisis, no lo es. Sin embargo, no debemos esperar a que se acabe el plazo de cortesía, los recursos del planeta son limitados, la población cada día más numerosa y nuestras exigencias a la vida cada día mayores. Solo combinando la 4ª (PLANIFICACION), 5ª(COSTES) y 6ª(OPERACIONES) Dimensiones del BIM tendremos las herramientas necesarias para aportar un cambio relevante a nuestro sector. Y unos de los factores más esperanzadores es que debido al peso de la construcción en la economía mundial (aprox. el 6% del PIB), cualquier pequeño cambio tendrá un impacto muy relevante a gran escala.

Ya existen normas internacionales. La ISO 19650 nos abre el camino para crecer como industria pero no han hecho nuestro trabajo. Ahora toca especificar el alcance a nivel nacional. Debemos formar un comité BIM interministerial de personas cualificadas que redacten una guía BIM suficientemente sencilla como para poder seguirla pequeñas y medianas empresas, pero con la suficiente formalidad como para responder a cualquier escenario y ser analizada desde múltiples perspectivas relevantes. No necesitamos una ISO para todos los casos… Con la dedicación de unos pocos profesionales bien formados y capaces se podría ejecutar esta iniciativa. ¿Por qué seguimos con copias y pegas de documentos BIM casi utópicos?.

Gracias a la Builiding Smart Spanish Chapter y otras organizaciones sin ánimo de lucro nacionales podemos lograrlo. Solo hace falta que la administración de nuestro país se ponga las pilas pasemos de la teoría a la práctica y demos más incentivos a los inversores públicos y privados para que ellos impulsen esta transición y soporten parcialmente las cargas, sin olvidarnos que no se debe pedir sin posteriormente evaluar.

Únete al cambio, regístrate en Dimension LAB y con ello nos dará más motivos para ayudarte y ayudar a la sociedad.



9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo