• D-LAB

El BIM requiere cambios


LA ADOPCIÓN DEL BIM REQUIERE CAMBIOS INTEGRALES EN NUESTRA FORMA DE TRABAJAR

No podemos cambiar de software y no cambiar los procesos de diseño porque esto afectará de forma negativa a nuestra rentabilidad y eficiencia. Evidentemente, este cambio será mucho más fácil para empresas que ya tienen procesos definidos que para aquellas que no entiendan este concepto.

La colaboración entre todos los agentes involucrados en los proyectos de construcción y en la gestión de activos es esencial para mejorar la eficiencia.

En uso de los nuevos entornos de colaboración (cada vez tenemos más alternativas) son indispensables para alcanzar niveles más altos en términos de calidad y rendimiento, proporcionando el medio perfecto para enfrentarse a la mejora continua que requieren las metodologías 4.0.

Es muy importante que determinemos los conocimientos verdaderamente valiosos para nuestro negocio y que dejemos de oponernos a compartir conocimientos y recursos. La metodologías colaborativas nunca producirán los beneficios prometidos si no empezamos a sumar entre todos de verdad. Y recuerda… muchas cosas hoy valen mucho pero mañana no valdrán nada, saca partido de lo que sabes y serás reconocido.

La colaboración real requiere que las empresas estandaricen y compartan sus procesos para que otros agentes y ellas mismas puedan adaptarse y encontrarse en un punto medio. Si no trabajamos en este camino la gestión de la información nunca podrá ser eficiente.

En esta misma línea, las conexiones de comunicación tienen que ser capaces de trasladar la información desde los proveedores hasta los desarrolladores técnicos. Si las empresas siguen limitando el acceso a cierta información o fuentes de ella a los agentes responsables de manejarla crearemos cuellos de botella o perdidas de información difícilmente detectables. Las comunicaciones deben por lo tanto horizontilizarse al máximo y evitar las triangulaciones siempre que se pueda.

Desde la perspectiva de las normas ISO 19650, la gestión de la información siempre debe seguir este proceso:

  1. Especificar los requisitos de información.

  2. Planificar el desarrollo de la información.

  3. Desarrollar la información.

  4. Revisar y validar la información de salida.


TIPOS DE CONFLICTOS

El uso del 3D no se está aplicando correctamente en la mayoría de los casos ya que nos sigue preocupando más el resultado gráfico que el constructivo: "Lo que este mal lo arreglamos en obra pero quiero que el plano o la foto queden preciosos". Este es el primer factor que genera información deficiente de los modelos BIM, los problemas hay que resolverlos cuando se encuentran y dentro de ellos, podemos detectar dos grupos principales:

  • Conflictos espaciales, que hacen referencia a elementos en el mismo espacio.

  • Conflictos funcionales que hacen referencia a carencias de espacio para el montaje o mantenimiento.

También se han definido estos problemas como HARD CLASHES y SOFTH CLASHES, haciendo referencia a la gravedad de cada uno. En el caso de las ISO hablaremos de Graves (dos objetos que colisionan), Moderados (objetos que impiden montaje o mantenimiento) y Temporales (objetos idénticos en la misma ubicación). Pero también podríamos escribir otro post sobre la detección de interferencias (clash detection). Aunque no somos defensores férreos de su uso, no negaremos la importancia de los IFC para poder aplicar estos sistemas de control de calidad entre diferentes empresas (aunque el problema es que la mitad de ellas no sabe usarlos o son capaces de modelar con la precisión necesaria).

Cuando hablamos de la planificación y los costes desde fases de diseño, todos estos factores entran en juego de manera más evidente. Ya sean agentes de una misma empresa a o de empresas colaboradoras no suelen ser los mismos agentes los que desarrollan los modelos de información y los que se han especializado en costes y planificación de obra, así que no nos queda otra forma de hacer que esto funcione salvo:

  1. Especificar los requisitos del cliente y los del proyecto específicamente.

  2. Planificar el desarrollo de los trabajos 4D y 5D.

  3. Desarrollar e incorporar la información en los modelos.

  4. Revisar y validar la información de salida.

El BIM no es tan complicado como parece, solo requiere hacer las cosas bien, así que si ves que tienes algún problema o carencia, no te preocupes, cada día somos más las empresas que creemos ayudarte y solo tienes que llamarnos.








9 visualizaciones0 comentarios