• D-LAB

Pasado, presente y futuro del BIM

Hoy vamos a hablar de nuestra visión acerca del pasado, presente y futuro del BIM. Y si os interesa este tema y queréis profundizar, os recomendamos o escuchar el podcast 032 de Shared Coordinates "Beyond Smart Cities" en que se plantea una visión de nuestro sector en un futuro no tan lejano.

Por otro lado, si queréis una visión muy detallada del BIM en España de la mano de todo un referente como David Barco, recomendamos escuchar el episodio 03.991 de Shared Coordinates "¿BIM en ESPAÑA?". Ambos episodios son muy objetivos y prometedores y te los recomendamos encarecidamente.

Hace 10 años…

Hace 10 años el BIM estaba empezando a popularizarse en todas las universidades a través de plataformas de software como Autodesk, Graphisoft, Allplan, etc… que empezaban a ofrecer muchas mejoras en el rendimiento y automatización de nuestros trabajos habituales. Sin embargo, no se trataba de ninguna novedad ya que el término BIM, nació en 1975 cuando se publicó el primer trabajo del profesor norteamericano Chuck Eastman (el padre del BIM) acerca de Building Information Modeling.

Algunos docentes universitarios ya estaban contribuyendo a la docencia de esta metodología aunque de manera externa ya que el interés de las universidades y de las administraciones públicas era escaso en esa época.

Las mejores fuentes de información que podían encontrarse acerca del BIM provenían de Estados Unidos e Inglaterra donde empezaban a publicarse guías muy interesantes que contribuyeron desarrollar conceptos populares como "BIM USES", "EIR" o "BEP" y culminaron con la archiconocida norma PAS 1192 y la guía del BIM FORUM referente al LOD (nivel de desarrollo) los cuales han sido utilizados por todo el sector hasta la aparición de la nuevas ISO.

Por aquel entonces para la mayoría de la población, "el BIM" era considerado algo futurista , se relacionaba exclusivamente al software y el diseño tridimensional. Solo los early adopters ya veían el potencial de estas tres siglas y se han pasado los últimos 10 años tratando explicar al mundo que significa este cambio y qué podemos obtener de él.



Visión de una ciudad del futuro en Ready Player One

Hoy en día…


Uno de los mayores errores de concepto contra el que luchamos es el de que hoy en día el BIM es solo apto para empresas muy fuertes y solo aplicable en proyectos públicos de gran envergadura.

En Canarias vivimos en un infinito "quiero y no puedo". Y eso a pesar de que el sector cuenta cada vez con personal más cualificado, tenemos normas estandarizadas en Europa y conocemos tanto los beneficios (gains) como los sacrificios (pains). Entonces, ¿por qué no se produce un cambio?

El mayor problema de la construcción 4.0 es que hemos cambiado el software pero no hemos cambiado los procesos que afectan a las contrataciones, diseño, construcción y mantenimiento de los activos. Es más, muchos estudios aún mantienen el mismo modelo de negocio que hace 40 años.

Sin embargo, podemos estar orgullosos de poco a poco estar viviendo una mayor colaboración entre equipos nacionales e internacionales. Empezamos a hacer uso de algunos de los USOS y OBJETIVOS que proporciona el BIM y empezamos a darnos cuenta que sí que hay información detrás de los modelos. Lógicamente hablamos de las pequeñas y medianas empresas, sabemos que las grandes ya tienen esta fase superada.

Por fin las universidades y organismos públicos se han dado cuenta que tienen que intentar hacer algo, y ya están dando algunos pasos en esa dirección. Sin embargo, seguimos careciendo de un impulso o incentivos al grueso de nuestro tejido empresarial (pymes y micro pymes) que les ayude a dar el salto.

La triste realidad es que seguimos derrochando materiales de construcción, seguimos construyendo activos que van a durar 60/80/100 años con unas calidades pésimas y una documentación incoherente y seguimos permitiendo los fraudes y las injusticias.

Muy pronto dejaremos de discutir sobre los estándares, la informática será capaz de interoperar con los datos de todos los activos que se construyan y entonces el BIM será lo prometido. Dispondremos de herramientas e inteligencias artificiales capaces de interoperar con los modelo de información para auditarlos de verdad. Podremos colaborar sin intervenir en el desarrollo de competencias de los demás agentes del proyecto en tiempo real. Cada especialista/agente será responsable de la información que le compete y todos ellos podrán trabajar simultáneamente con la misma información tomando mejores decisiones.

Estos cambios podrían haberse dado ya, pero aún no han acontecido. Esperamos que la marea cambie y sea cuestión de tiempo que sean una realidad.


Dentro de 15 años…

Sabemos que el mundo del mañana no puede ser como lo imaginaban nuestros antepasados porque no cabemos todos y sabemos que no puede ser como el de hoy porque no es sostenible. Entonces ¿qué nos depara el futuro? A nosotros nos gusta imaginar ciudades futuristas, equilibradas, autosuficientes, ecológicas, sociales, renovables, etc. pero eso va totalmente en contra de la mentalidad humana. No decimos que el BIM vaya a cambiarlo, pero la filosofía necesaria para implantarlo sí que es capaz de cambiar el rumbo de nuestra sociedad y hacernos trabajar como una comunidad, luchando por objetivos compartidos, anticipando los peligros y siendo más transparentes en la comunicación.



Visión de una ciudad del futuro en Elysium

En cuanto a la construcción, si hoy en día ya tenemos hormigones auto curables, impresoras 3D capaces de imprimir casas, aerogeles hiperaislantes, robots de apoyo en obras, drones auto pilotados, etc, etc… creemos sinceramente que todo lo que podemos imaginar se va a quedar corto y que probablemente de la noche a la mañana hablar del BIM será como hablar del papel de croquis.

Adelantar que va a ocurrir dentro de 15 años es todavía más difícil después de lo que hemos vivido este último periodo (2019-2021). Sabemos que el mundo esta superpoblado, que seguimos produciendo más carbono del que admite el planeta y seguimos colonizando espacios naturales de forma prohibitiva Pero también creemos fehacientemente en ese futuro tecnológico en el que la construcción finalmente se industrializa hasta rozar el máximo de la eficiencia posible. Un mundo en el que el trabajo dignifique a las personas y mejoremos como civilización.

Solo podemos adelantar, que el BIM ha venido para quedarse, aunque no sea el motor de la economía mundial y sigamos gastando más en ocio en nuestro propio bienestar, sigamos sin garantizar viviendas dignas, ciudades dignas que generen trabajos dignos, hay suficiente interés económico en todas las esferas para que se quede. También sabemos que en los próximos 10 años los avances informáticos nos darán la capacidad de alcanzar objetivos que hoy en día parecen ciencia ficción.

La pregunta es: ¿llegaremos a crear esos escenarios armónicos y futuristas que nos hemos acostumbrado a ver en películas como: Los juegos del hambre, In time, Elysium y tantas otras similares o nos estamos dirigiendo más hacia lo que planteaban en Ready Player One y en las bajas esferas de las demás películas?

¿Qué opinas, te sumas al cambio?

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo