• D-LAB

Steel frame: ¿realidad o ficción?

El Steel Frame (del inglés Steel=acero y frame= estructura/armazón) es un sistema constructivo mediante perfiles entramados de acero galvanizado de muy poco espesor y con muy altas propiedades estructurales. Sus diversas ventajas y escasas limitaciones lo hacen uno de los más populares en

EE. UU, Europa, Australia, Asia y Latinoamérica.




Su evolución

En las primeras décadas del siglo XIX la mayor parte de la ciudad de Chicago se construía en madera según una técnica particular que se denominó Balloon Frame. Se basaba en una multitud de listones delgados de dimensiones normalizados colocados a distancias moduladas y fijados con clavos. Un entramado de tablas en diagonal le aseguraba la resistencia contra el viento y un segundo entramado de tablas machimbradas protegía el edificio de la acción climática. Este sistema comenzó a ser popular cuando se mecanizaron los aserraderos y se industrializó la producción de clavos, por lo tanto, bajaron sus costos. Se redujeron los tiempos de puesta en obra y no requería mano de obra calificada. Después de la segunda guerra mundial, el Steel Framing comienza su difusión en la arquitectura doméstica, abarcando en la actualidad alrededor del 25% de las construcciones de viviendas de Estados Unidos. Los sistemas constructivos industrializados utilizando perfilería de acero galvanizado se han convertido, desde su lanzamiento en Estados Unidos, Inglaterra y Australia, en la alternativa tecnológica que con más autoridad ofrecen una respuesta ecológica de preservación, al suplantar la madera, recurso lentamente renovable, por el acero, material reciclable por excelencia.


¿Y en nuestro país?

En España existen muchas empresas que ya trabajan y proporcionan asesoramiento en obras utilizando este sistema, pero a pesar de su recorrido, facilidad de mano de obra, rapidez de ejecución, aumento de superficie útil, reducción de errores constructivos, uso de materiales sostenibles, mejor confort térmico y tener mayor durabilidad, aún no llega a rivalizar con los sistemas tradicionales.


¿A qué se debe?

Sabemos que no es una cuestión de números, ya que una obra dirigida correctamente en Steel Frame se considera hasta un 5% más económica que una construcción tradicional de similares características.


¿Será por dificultad a la hora de proyectar?

Ni mucho menos. Con los avances tecnológicos que vivimos en el sector, junto a la capacidad de definición que nos brindan las herramientas CAD y BIM, y la flexibilidad del sistema de entramado, un proyecto en Steel Frame aventaja en eficiencia y control de obra al tradicional.


¿Al tratarse de una estructura en acero, será mayor el coste en mantenimiento?

Todo lo contrario. Son perfiles normalizados de acero con protección galvanizada regulados por sus fabricantes según las normativas actuales, por ello y por ser un sistema industrializado y de fabricación en serie, consta de todas las garantías de control y durabilidad.


¿A qué se debe entonces?

El empuje tecnológico de la última década vs. la lenta velocidad de absorción de nuevos procesos en la construcción es un contraste que muchos clientes asocian erróneamente con desconfianza del sector hacia estos y otros nuevos métodos constructivos. Es comprensible que la evolución del sistema tradicional de construcción de bloques, vigas, ladrillos y muros de hormigón armado se resista a estos cambios pero, al final del día, lo que pesa es su viabilidad, ejemplos de éxito construidos en todo el mundo, ahorros en inversión, tiempo etc...


Igual es solo cuestión de tiempo o quizás solo cuestión de informarse. Sea como sea, el Steel Frame está aquí para quedarse y para traer al presente el futuro de la construcción en nuestro país.


En Dimension Lab ya hemos trabajado en algunos proyectos utilizando este sistema y podemos asesorarte a ti o a tu empresa si deseas emplearlo.


35 visualizaciones0 comentarios