• D-LAB

Todos saben que quieren BIM

Actualizado: 23 de dic de 2019

Cada día más y más iniciativas BIM se aplican a los proyectos de licitación pública. Dimension Lab, ha tenido la oportunidad de colaborar en algunos de ellos este año.


Sin duda, nos emociona ver por fin estas iniciativas de fomento del BIM desde las administraciones públicas pero, ¿como podemos ayudar a que mejore la imagen endemoniada que está teniendo el BIM?


Estos son algunos de los problemas con los que nos estamos encontrando:


- La información de partida no es fiable. La base del BIM reside en evitar repetir trabajo, por lo que ya no vale con usar planos de catastro ni inventarse nuevos linderos para que no nos echen atrás los proyectos. Hay que revalorizar el trabajo de toma de datos y su verificación para que no se sigan haciendo las chapuzadas que estamos acostumbrados a ver.

En mis años como arquitecto he visto muy pocos casos prácticos en los que la información de partida sea fiable y no suponga un sobrecoste terrible a todos los técnicos involucrados.


- Existe miedo generalizado a compartir la información. Se debería fomentar el uso de contratos de confidencialidad para que las empresas se sientan más cómodas a la hora de compartir. En cualquier caso, las empresas deberían tener protocolos para asegurar que su información confidencial no tenga que compartirse.

Una buena estructura de archivos en sus servidores, junto con la preparación de tus entregables en formato abierto permite que esto se lleve a la práctica. ¿De qué sirve BIM si no se comparte la información? ¡Es justo esa colaboración la clave fundamental del éxito de BIM y lo que hace que se reduzcan costes y tiempo!


- Solo se suelen pedir modelos BIM en las fases de ejecución. Si se regulasen los requisitos en función de cada fase de proyecto el trabajo de las empresas que ejecutan obras sería mucho más sencillo, además de facilitar la revisión del cumplimiento de normativas.


- Los colegios y administraciones cobran por las modificaciones que se producen después de conceder licencias. Esto solo hace que los clientes y estudios opten por no presentar los cambios que no se puedan identificar fácilmente. Si queremos modelos As-Built de verdad tendríamos que premiar la buena ejecución y seguimiento.


- Se habla del facility management como si por tener un modelo BIM cualquiera el resto ya estuviera hecho. Ojo, el FM requiere ser muy disciplinado con los estándares de los entregables y sobre todo generar modelos muy bien organizados y flexibles. Demasiada definición gráfica no proporciona mejor control del mantenimiento sino todo lo contrario.


- Los clientes y promotores no saben lo que piden ni lo que cuesta, pero tampoco entienden que los beneficios del BIM no son inmediatos. Se está dando poca importancia al papel que ellos juegan en todo este tinglado. ¿De que sirve gastar tanto esfuerzo para entregárselo a alguien que no sabe aprovechar? Este es todo un debate en sí y dedicaremos un post para hablar de estas cuestiones.


Todas estas reflexiones podrían extenderse mucho más pero queremos que sean fáciles de digerir y que no generen más incertidumbre. Este es el punto en el que, creemos, las administraciones públicas e instituciones como las universidades y colegios profesionales deberían ayudar un poco más y evitar que los gurús del BIM se hagan con el control de nuestro futuro.


Tenemos la tecnología y la infraestructura, ¿qué es lo que nos detiene?

Sabemos que en la teoría todo parece fácil pero que la realidad es bien distinta. La descoordinación de la información entre Catastro, Registros y Ayuntamientos hace poner al BIM en entredicho constantemente. Los técnicos ya tenemos bastante lío como para tener que lidiar con tantos organismos sin que ellos se pongan de acuerdo. No se si serán los salarios, los recursos humanos, el hardware o todo ello... pero tenemos que cambiar algo ya para que no paguemos justos por pecadores. No dejamos de hablar de sostenibilidad pero seguimos duplicando proyectos y archivando toneladas de papel que hasta el día de hoy no contemplan las modificaciones a las que todo proyecto está sometido durante su ciclo de vida.


Un caso real

Como decíamos, hay empresas públicas que quieren apostar por BIM. De mano de la empresa Arbelo Arquitectura, que ha asistido a dos de nuestros cursos, colaboramos en el proyecto de acondicionamiento y accesibilidad de la Verdellada, la célebre barriada de la Laguna.

Hablamos de 30 bloques de VPO con actuaciones muy similares en los que Arbelo ha desarrollado la actuación sobre 4 de ellos. Teniendo en cuanta que todos los edificios comparten casi un 80% de su geometría, una vez realizados los 4 primeros sería muy sencillo para los que vienen detrás.


Si crees que tú empresa sufre estos mismos problemas síguenos, anímate a opinar en nuestra comunidad y juntos trabajaremos para que el BIM se implante siendo una herramienta de productividad de verdad en Canarias.


A continuación algunos ejemplos de lo fácil que es obtener información gráfica de modelos BIM con Revit:



0 vistas
  • Gris LinkedIn Icon
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram