top of page
  • Foto del escritorD-LAB

USO DE BIM EN UN PUESTO DE VENTA

Hoy queremos hablarte de otro proyecto reciente en el que hemos trabajado y que demuestra que, por sencillo que sea el proyecto, BIM te ayudará a rentabilizarlo.

La marca de berlinas y repostería vegana Divina Berlina se puso en contacto con nosotros para encargarnos el diseño de un puesto de venta que cumpliera con los siguientes requisitos:

  1. Debía de construirse de forma que pudiese ser trasladado.

  2. Tenía que haber una comunicación continua con los responsables de imagen de la empresa ya que nuestro diseño debía alinearse con la imagen corporativa de la marca.

  3. Los plazos deberían de ser cortos ya que el puesto debería estar listo antes de navidad.

A estos requisitos debemos sumarle que nos encontrábamos en plena crisis en el transporte y con una limitación muy grande de existencias de determinados materiales en la isla.



OBJETIVOS Y USOS BIM

Aunque podíamos haber optado por trabajar de un modo más clásico dada la escala del proyecto, elegimos aplicar metodología BIM desde la fase inicial pues estábamos convencidos de que proporcionaría mejoras en el proceso.

De este modo, se dio acceso al cliente y talleres al CDE (Entorno Común de Datos) desde el inicio y se creó un canal de Teams para la comunicación.


Pese a que el grado de integración BIM no sería total con estos agentes, con pequeñas herramientas y protocolos se obtuvieron resultados satisfactorios para todas la partes.


El equipo de diseño se dividió en 3. Un miembro se encargó de modelar volumetrías generales, otro miembro de los aspectos constructivos y familias para los elementos estructurales y de acabado del objeto, y un tercer miembro iba renderizando cada nueva actualización de modelo.


Por otro lado, al tener el modelo con materiales y pesos específicos de los mismos, teníamos a tiempo real el peso de los distintos módulos que componían el objeto, lo que ayudaba sobremanera al equipo a tomar decisiones.


A su vez, el cliente subía referencias de acabados, paletas de colores corporativos, tablas de equipamiento requerido y sus fichas técnicas y realizaba anotaciones y correcciones sobre el diseño.


Por último, un miembro del taller facilitaba y validaba la disponibilidad de los materiales y las fechas de entrega con los que íbamos realizando adaptaciones del diseño.





RECOMENDACIONES / OBSERVACIONES

El resultado del proceso fue incluso más satisfactorio de lo esperado y disponer de un modelo BIM LOD 350, pese al sobreesfuerzo inicial, fue sobradamente rentabilizado:

  • Aportando detalles 3D para el taller con una claridad sin igual y sin errores, algo importantísimo en un diseño singular no estandarizado.

  • Dotando de un modelo bien definido para el renderista que facilitaba imágenes foto realísticas al cliente para su validación.

  • Complementando con planos de despieces dimensionados elementos, pesos, etc, ayudando desde el inicio en la toma de decisiones.

Además, la integración de fichas técnicas en el modelo fue crucial para no cometer errores en medidas y olvidar equipos. Y el disponer de un canal y entorno común de datos permitió una comunicación fluida a tres partes, lo que limitó el número de reuniones y agilizó el intercambio de información.



Aunque extremadamente sencillo, este es un claro ejemplo de cómo BIM es rentable sin importar el tamaño del proyecto.

Si también deseas beneficiarte de las bondades de BIM, no dudes en contactar con Dimension-Lab, ofrecemos implantaciones BIM integrales, formación y asesoría a empresas y profesionales.

¡Te esperamos!

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page